lunes, septiembre 08, 2008

El Holocausto del Cazador (Cap.1)

Es en el año 2019 cuando todo aquello que pensábamos que no podría ocurrir nunca, sucedió...

Tras las intensas investigaciones sobre la muerte del presidente de los Estados Unidos en un gran atentado durante su discurso para su reelección, se comprobaron todos los datos hallados, y se llegó a la conclusión de que los terroristas del magnicidio eran un grupo armado ruso, entrenado y protegido por agentes del antiguo K.G.B.. Este grave conflicto terminó desembocando en un cruce de acusaciones entre políticos y militares de ambos bandos. Mientras los americanos acusaban directamente a los rusos, estos se defendían culpando a los grupos radicales islamistas.
Después de dos largos meses de cruces de descalificaciones y amenazas reiteradas entre ambos, hubo una reunión de toda la cúpula militar estadounidense donde se propondría la solución definitiva al conflicto. Habiendo estado más de dos días con reuniones maratonianas, el jefe del Estado Mayor ordenó una rueda de prensa en la cual comunicaría la decisión tomada al país. El discurso, bien preparado por sus asesores, estaba dirigido a todos los americanos que seguían pensando en el poder armamentístico de su país. Fue un discurso muy breve y conciso; su última frase fue : “Compatriotas, tenemos el deber de volver a liberar al mundo de las garras del comunismo. Volvemos a estar en guerra. Dios bendiga a América”.
Se sucedieron numerosas concentraciones por todo el país en contra de la decisión tomada por el líder militar americano. En todo el mundo se manifestaba la gente contra la guerra, frente a las embajadas americanas de medio mundo; ya tenían recuerdos vividos de conflictos pasados como Iraq, Afganistán, Georgia... y no querían repetir todas esas desgracias de nuevo. Se quemaban banderas y coreaban consignas anti-americanas. A pesar de todo, el resultado final, fue la puesta en marcha del ataque contra los rusos. Se enviaron ataques aéreos desde todas las bases americanas próximas a Rusia y los Rusos defendieron su territorio con todo tipo de armamento, ordenando ataques aéreos contra bases americanas en su radio de acción. La ofensiva de ataques duró un par de semanas; el suficiente tiempo para que entraran en juego los barcos de guerra estadounidenses. Fue una dura batalla en la que no perdían terreno ninguno de los dos bandos. No se atrevieron a utilizar tropas de a pié por las condiciones de la guerra; estaba siendo todo desde la distancia. Los cruces de descalificaciones vía prensa se sucedían cada vez con más agresividad, dejando de lado la diplomacia. El momento que se vivía era muy tenso, y ningún país de los aliados se prestaba a ayudar a ningún implicado.
Cuando la contienda parecía no tener fin, después de varios meses de ataques, la cúpula militar estadounidense decidió emplear el uso de armas de destrucción masiva para terminar con la disputa. A la conclusión de la orden de preparar todas esas armas, comenzó un ataque nuclear con el envío de un misil de medio alcance desde una de las bases cercanas europeas, directo al corazón del Kremlin. La era nuclear acababa de hacer aparición y el futuro se tornaba negro.

Fin Cap.1

2 comentarios:

Sweet Caroline dijo...

Conflicto bélico... invierno nuclear (nucelar, se dice nu-ce-lar :P)... esto tiene buena pinta XD.
Welcome back!
(K)

José Martín Bartolomé dijo...

Pues no está mal el planteamiento, habrá que leer el resto. Un saludo.